Páginas vistas en total

Páginas Afines

martes, 10 de mayo de 2011

QUE OPINAN LOS JÓVENES… SOBRE LA PENALIZACIÓN DE LA DOSIS MÍNIMA Y LA SEXUALIDAD RESPONSABLE

Un ojo en el Pasado:

Hace diez años Francia fue el primer país del mundo en aceptar que los menores de edad tuvieran libre acceso a la contra concepción de urgencia, es decir, a la píldora del día después o de las 72 horas. Esta medida fue adoptada para contrarrestar las tasas elevadas de aborto en los adolecentes, en el caso Colombiano, este año cumplimos ocho años de la primera aprobación por parte del INVIMA de la píldora Postinor 2.
Es por esto que creemos pertinente reevaluar los efectos de las políticas adoptadas por nuestros gobernantes en este tema. Ahora bien, por la complejidad del tema sexual en las  juventudes, es iluso pensar que con la aplicación de un solo método podríamos lograr resultados positivos hacia un comportamiento sexual responsable.
Negar de plano el uso de la píldora del día después fomenta las practicas de las  clínicas abortivas, mientras que el repartirla como dulces en halloween crearía una banalización del tema sexual, a la par de crear en el inconsciente colectivo juvenil  una concepción irresponsable de la sexualidad y un desuso de los métodos menos controversiales de planificación como el condón. De esta manera, creo que la opción es desarrollar campañas persuasivas y serias hacia los jóvenes en cuanto a la educación sexual acompañado de la entrega de métodos de planificación INFORMADOS. Hay que tener en cuenta que la labor no culmina con entregar el condón o la píldora, hay que garantizar a los jóvenes Colombianos el mejor anticonceptivo para el caso específico.
Considero que la píldora del día después solo debería ser utilizada para emergencias, y siguiendo la línea de la Corte Constitucional señalada en la sentencia C 355 de 2006 diríamos que existe emergencia cuando se ha presentado una violación y cuando el estado de salud de la usuaria de la píldora no es la idónea o pondría en peligro la salud y vida de la mujer o del posible feto, un ejemplo de esto son las gestantes portadoras del VIH, o las mujeres a las cuales ya se les ha advertido de los altos riesgos de optar por tener un feto en su útero. Siguiendo esta línea, la adquisición de la píldora no se puede dejar en manos de las farmacias, esta debería ser entregada para los casos específicos bajo prescripción médica y con toda la información sobre sus efectos secundarios.
No se trata entonces de montar una campaña religiosa sobre el tema, el fin de esta propuesta es aplicar políticas para mejorar la educación sexual, complementado con la entrega de métodos anticonceptivos, informando sobre los usos y ventajas de cada uno y finalmente permitir el uso de la pastilla del día después bajo prescripción médica, limitado a los casos señalados anteriormente y garantizando el derecho de los colombianos a la información sexual y a decidir el número de hijos que desean tener. De esta manera, no es sólo un método el que nos solucionaría mágicamente todos nuestros problemas, sino la combinación de las diferentes herramientas, de lo contrario caeríamos en el facilismo y por nuestro afán de solucionar un problema de salud, se estaría abriendo las puertas a las enfermedades sexualmente transmisibles, con un mensaje de irresponsabilidad alto en el comportamiento de nuestros jóvenes.

Luis Vicente Bustos  
Universidad Externado de Colombia
Academia o Praxis:

En nuestros días, es innegable la necesidad de educar a los jóvenes sobre la Educación Sexual, pues en la sociedad en la que nos encontramos, la vida sexual comienza cada vez más temprano, sin la adecuada preparación o conocimiento. Sin embargo, vale la pena preguntarnos si la distribución de la píldora del día después como control de una emergencia por el aumento en el número de embarazos en adolescentes, es en realidad una muestra clara del fracaso de ese método que se está utilizando para enseñar y educar sobre el tema, pues lo que sería lógico es que los adolescentes como resultado de esta educación tuvieran los valores y principios suficientes para iniciar su vida sexual, como el respeto por su cuerpo y el amor como base de una relación, así como también manejarán la información relacionada con los verdaderos métodos anticonceptivos , y no por el contrario terminar recurriendo a esta píldora, la cual es una media desesperada, inmediatista, y que en consecuencia no mide los efectos que su uso indiscriminado puede causar en la salud de la mujer, sin dejar de lado el mensaje de facilismo deja para generaciones venideras.
              


Carolina Castro
Universidad Externado de Colombia


Yo Creo Que…
El hecho de permitir el porte y el consumo de la dosis mínima incentiva el alto porcentaje de consumidores y a su vez legaliza y reglamenta la proliferación de expendedores de droga en el perímetro de centros educativos. Lo que se debe efectuar son campañas de educación y prevención, endurecer la penalización para los distribuidores y brindarles programas adecuados, de ayuda psicológica y médica incluida dentro del pos, tanto a las familias como a los jóvenes que padecen dichas adicciones, para que puedan rehabilitarse satisfactoriamente y no recaer en tan penosa experiencia.

Ahora bien, en materia de sexualidad, la solución al problema no radica en repartir a los menores la píldora del día después, incitándolos  al inicio de una relación sexual temprana, cuyas consecuencias no están preparados para afrontar de manera  responsable, se debe abordar dicha problemática como un asunto de salud pública que compete al Estado. Este debe propiciar los medios para que los jóvenes reciban la idónea información y orientación en materia de educación sexual, acerca del uso de los diversos métodos de planificación familiar de manera preventiva, y al mismo tiempo  el Estado deberá crear centros de apoyo psicológico y de acompañamiento a las madres gestantes dándoles la posibilidad de conseguir empleo como mecanismo para no generar más pobreza en el país.


Yira Cardona
     Especialista  Universidad del Rosario


Un Joven U…comenta:
Como bien lo mencionaba a comienzos del presente año Aldo Lale, delegado de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el delito, luego de que mostrara al gobierno los resultados de la encuesta nacional de consumo de drogas, Colombia está consumiendo el 130 por ciento más de cocaína que el promedio mundial, mucho más que cualquiera de los países industrializados; lo que implica que más de cuatro millones de colombianos han usado estupefacientes por lo menos una vez en su vida. Sin duda, este y el avance del tráfico de drogas del campo a las ciudades ponen al gobierno en una encrucijada en donde se hace imperativo tomar medidas de control como la tomada hace dos días en nuestro cuerpo legislativo. Más allá de que esto se convierta en un retroceso a la libertad de expresión como lo han visto otros, nosotros como jóvenes que visionamos un país mejor, lleno de esperanza y por encima de cualquier estigmatización internacional, vemos que nuestro partido debe ser firme en la idea de apoyar la penalización del consumo como medida de choque y desincentivo a la producción y distribución, acompañada claro está de campañas integrales de prevención y de programas institucionales de ayuda psicológica y médica incluido en el POS, a todos aquellos adictos pues son enfermos que requieren igual atención por parte del Estado. Más retroceso, creemos nosotros, sería  ver un país manchado de sangre, de desintegración familiar y sin cohesión social por el flagelo del narcotráfico con el que ya hemos sido bastante permisivos a través de los últimos 60 años y que le ha costado a nuestra patria un precio tan alto.
                

Jhon Freddy Romero
 Universidad Libre  de Colombia

Claros con la Sexualidad…
Hay algo en lo que tenemos que ser claros y es que ni la distribución gratuita de preservativos, ni las campañas escolares, ni la píldora del día después (implementada ya en Chile pero en medio de un programa integral), han frenado la creciente tasa de natalidad en Colombia y menos aún han prevenido la proliferación de enfermedades de transmisión sexual. Como juventudes preocupadas por construir un futuro con más y mejores oportunidades, creemos que el problema central está basado en la familia y en ese proceso de acompañamiento que se debe hacer en la educación del niño hasta la adolescencia y la adultez. La familia como orientador y edificador de l@s futur@s ciudadan@s, debe propiciar los medios para que los jóvenes reciban una guía idónea en materia de educación sexual, acerca del uso de los diversos métodos de planificación, acerca de la responsabilidad a la hora de asumir su propia sexualidad. Los valores y principios deben estar cimentados en solidas estructuras familiares que acompañen ese proceso de formación de los niños y niñas en donde ya el Estado y la sociedad civil también van a entrar a jugar un papel importante en la pedagogía, incluso, del manejo de las redes virtuales en donde nuestros jóvenes están aprendiendo hasta los primeros acercamientos con su cuerpo.

Malcom alí Cordoba
               Universidad de los Andes



La Dosis Personal… Problema Jurídico o Social?


La dosis personal en Colombia dejo de ser un problema jurídico al pasar a un problema social según propuesta del gobierno al presentar “TRIBUNALES DE TRATAMIENTO DE DROGAS ya que no se va a  tipificar esta conducta y de esta manera se haría más garante  los derechos fundamentales del asociado dentro de un estado social de derecho. Sé ha determinado que la solución a este problema no es solo brindarle al conglomerado la rehabilitación si no también la prevención de esta mediante campañas contando con el personal especializado  ya que es una enfermedad que debe ser tratada con el persona idóneo desde el punto de vista social, moral, sicológico; no sería justo marginar a los adictos puesto que la dosis personal  era permitida por la normatividad colombiana. Es muy importante que el estado implemente las medidas que sean necesarias para tratar este problema social y de esta manera lograr los fines del estado el de vivir en paz y armonía contemplados en el preámbulo de nuestra constitución política.

                                                                                                              


                                                                                                              María Teresa Gordon A.
                                                                                                              Universidad Santo Tomas


El hombre complementa al hombre, la mujer al hombre… hombre con hombre, del mismo modo pero en sentido contrario…


Como es sabido, la dosis personal es un problema de salud pública, la cual hay que considerar de una forma muy puntual, a saber nuestro Presidente de la República, propuso que se crearan Tribunales mixtos al respecto, donde un psiquiatra decidirá si la persona se encuentra en condiciones de enfermedad, no olvidemos que la drogadicción es un enfermedad, y el Juez ordenaría que se internara para darle tratamiento médico, así las cosas se protegería la salud de los adictos y se evitaría que fuera impune el consumo de tal, creo que no debería  hablarse de una pena como tal, sino de la ayuda al drogadicto, pues bien es sabido que la drogadicción es una enfermedad y jamás se podrá penar a la persona que la consume, porque iría en contra de nuestro ordenamiento penal, pero que si se podría evitar que esta persona siga cayendo en ese estado lamentable de la drogadicción, no permitiendo que se consuma ni en forma mínima, ayudándola a salir adelante mediante tratamiento psiquiátrico que ofrecería el gobierno;  pienso entonces que nuestro Presidente lo que trata es de ayudar al drogadicto y no permitir el narcotráfico que por años nos ha violentado tanto, además de ir en contra de la política que tiene nuestro país.


Lina Paola Quintero Niño
Integrante de Juventudes partido de la U.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada